Vivimos en un mundo 100% digital en el que las imágenes cobran una importancia vital a la hora de transmitir valores y sensaciones. Las imágenes son las protagonistas en la era de Internet y las redes sociales.

Juegan un papel tan importante en la economía digital que son consideradas una referencia fundamental en la toma de decisiones de compra de productos y servicios.

Pero no sólo basta con tener unas imágenes y ya está… No es suficiente.

Muchos profesionales y marcas ven arruinado su prestigio por contar con contenido gráfico mediocre y de escasa calidad. Imágenes del montón, “robadas” de Internet, sacadas con sus teléfono móviles, o compradas en bancos de imágenes, que nada tienen que ver con lo que en realidad desean transmitir a sus clientes y al mundo.

Para que tu negocio triunfe en este mundo digital necesitas unas imágenes de alto impacto que transmitan tus valores como profesional y como marca, y que estén alineadas con tus objetivos y tu estrategia.

Unas imágenes pobres o de mala calidad pueden echar al traste en un abrir y cerrar de ojos el prestigio que una marca o un profesional han adquirido durante años. Incluso pueden acarrear una grave crisis de marca en el ecosistema digital en que vivimos, donde la información se esparce y da la vuelta al mundo en cuestión de minutos gracias a su difusión mediante la web y las redes sociales.

Con lo cual, resulta vital apostar por unas imágenes de gran calidad que te ayuden a incrementar de manera exponencial tu visibilidad como profesional y como marca, y que te permitan presentarte como una referencia y un experto en tu sector.

Te posicionarán en el contexto del mercado global. Conseguirás atraer a más y mejores clientes, ganarás más proyectos… Unas imágenes que se convertirán en tu ADN, tu signo de identidad.

Y en esto consiste precisamente mi misión. En extraer la esencia de tus edificaciones por medio de imágenes memorables para que hagan vibrar al mundo.

Soy Francesco Pinton y mi pasión es la Fotografía de Arquitectura de Alto Impacto. Realizo reportajes fotográficos de edificaciones y obra civil para estudios de arquitectura, organismos oficiales, empresas de servicios y medios de comunicación.

Mis imágenes de alto impacto te ayudarán a:


  • Explotar el valor de tus edificios y obras civiles.
  • Posicionarte en el mercado como una referencia y un experto en tu sector.
  • Mejorar tu reputación como profesional y como marca.
  • Vender tus productos y servicios.
  • Conseguir más proyectos.
  • Difundir tus edificaciones para conseguir más y mejores clientes.
  • Aumentar tu prestigio como profesional y como marca.
  • Incrementar el retorno de la inversión de tus edificaciones.
  • Deslumbrar a tus clientes con presentaciones corporativas épicas.

Algunos de los clientes que confían en mi para obtener el máximo partido de sus proyectos y edificaciones


Y ahora, me gustaría que conocieras un poco más sobre mí.


He tenido la gran fortuna en esta vida de descubrir mi don y ponerlo al servicio de los demás. Eso lo cambió todo. Ha sido un largo y arduo periplo hasta encontrar mi camino, pero déjame decirte algo: Lucha por tus sueños y nunca mires atrás.

Estudié Bellas Artes en el liceo Artístico de Padua (Italia). Posteriormente me gradué en la llamada Academia de Bellas Artes de Venecia. En esta última, estudié escultura y pintura, y con el fin de ampliar el conocimiento de las artes visuales decidí estudiar un máster de especialización de fotografía; imagen de moda y publicidad.

Eso hizo saltar la chispa. Elegí la fotografía porque, en mi opinión, no existe un método mejor para comunicar. Pronto pude observar que la fotografía hacía vibrar algo dentro de mi. Hasta que por fin me di cuenta. Mi instinto y sensibilidad natural me permitían mirar al mundo de una forma única. Yo podía ver lo que mucha gente mira, sin poder ver.

Fue así como inicié mi profesión de fotógrafo. Y en más específicamente, en el mundo de la moda.

La década de los 90 ofrecía muchas posibilidades profesionales en este ámbito. Trabajaba en largas e interminables sesiones con L’Oreal Professionnel y Wella, para sus campañas y revistas. Para UNOAERRE en la joyería y para revistas como Elle, Cosmopolitan, Down Town…, me representaban tres agencias de fotógrafos, en Italia, España y Grecia.

Realizaba reportajes en estudios y “on location”. Tenía siempre la maleta preparada. La actividad era en si frenética, pero muy interesante. El team de trabajo estaba normalmente compuesto de 10-15 personas, entre modelos, maquilladores estilistas, art director, asistentes…, sin olvidarse de la Marca, con sus estilistas creadores de la línea de moda para la cual se realizaba el shooting.

En esta época se trabajaba en carrete. Aunque siempre testando la luz y la construcción de la imagen con Polaroid, la realidad definitiva llegaba después del revelado final. Esto implicaba un notable precisión de ejecución, cualquier incidencia en el proceso de evolución de shooting, o revelado, implicaba la vuelta atrás al set con todo el team de producción. No había margen para el error. Era pura adrenalina.

Los medios actuales no existían, o empezaban a asomarse en el mercado como las nuevas herramientas del futuro.

Ahora puedes ver tu imagen en el visor de la misma cámara en el momento del disparo. Esto es una ventaja incalculable, permite tener bien controladas las incidencias y, principalmente, los costes de producción.

Come dije antes, todo esto era muy glamuroso. Pero, con el pasar del tiempo, me daba cuenta, siempre más, que el mundo de la moda es ficción. Cuando se apagan las luces del estudio, o los asistentes desmontan el set, el encanto desaparece, la escena se queda desierta, y vuelta a la cruda realidad.

Contar y extraer algo real, que existe, y darlo a conocer a los demás no es parte del mundo de la moda.

Con el paso de los años me daba cuenta que necesitaba inmortalizar historias que fueran palpables, que existieran de verdad. Tomar una foto con mi cámara y divulgarla. Ponerla a disposición de la gente con objetivo de fortalecer las relaciones humanas, de contribuir a la amplitud cultural y económica. A una fotografía con un fin más social.

Aun en mi posición de fotógrafo de moda, he expresado estos conceptos mediante la docencia, que ejercí en la “Escuela Italiana Design” entre 1993 y 2001, y sucesivamente en la Escuela “CEV”, de Madrid, en el 2002.

Y posteriormente, casualidades del destino me llevaron a aterrizar en el mundo de la arquitectura. Pero de forma totalmente disruptiva. He tenido el placer de formar parte de una de las empresas pioneras en el mundo de la Integración Fotovoltaica en Edificios (BIPV), llamada Onyx Solar.

Esto ha ampliado profundamente mi visión del mundo de la arquitectura y me ha permitido estrechar diversos lazos con los diferentes actores implicados en la construcción de un edificio a nivel mundial.

Y actualmente, como ya sabes, estoy dedicado en cuerpo y alma a mi pasión: la fotografía de arquitectura de alto impacto.

Si te ha gustado mi historia y quieres que hagamos algo grandioso con tu edificio,¿quieres saber cómo puedo ayudarte?

Descubre a continuación qué puedo hacer por tí y por tu marca

DESCUBRE CÓMO TRABAJAR CONMIGO

EMAIL

fco@francescopinton.es

TELÉFONO

+34 609 382 382